AUTÉNTICO

|

     Hace ya varios meses que Raúl se mueve con un coche nuevo. Es un deportivo último modelo rojo burdeos que hace girar la mirada a todo el que le ve pasar.
También acaba de estrenar un chalet con varias hectáreas de parcela en una de las zonas más exclusivas de la ciudad. Y levanta envidias entre sus conocidos por todo lo que posee. 
Mientras su móvil, inteligente entre los inteligentes, archiva sus citas, una tras otra, que deja acumular con desdén en el olvido. No necesita saber nada de los demás, ¿qué más le pueden aportar?

    Pero cuando se encuentra en su casa, desnudo sin sus relojes de piel y oro, sin camisas de seda o gafas de moda, sin el orgullo que le impide mirar más allá de su propio ser; con frecuencia se pregunta avergonzado, contemplándose con la mirada baja en el espejo, en qué momento dejó atrás el orgullo de mostrarse al mundo sin adornos. Se culpa por la pérdida de su propia autenticidad vendida a la vanidad por precio simbólico.

Tania A. Alcusón




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Compártelo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete al blog dejando aquí tu dirección de email