ALMAS A FLOR DE PIEL

|


Cuando tengo sus manos pequeñas y suaves entre las mías me siento un poco extraño. Quisiera ser un trozo de su piel para ser acariciado a cada día por ellas.



Cuando mis dedos se detienen sobre las durezas de los callos en los suyos, descubro maravillado lo difícil que fue la vida con él.

Cuando mis uñas sucias arañan con suavidad sus uñas pintadas destrozándolas, una electricidad me recorre. Me excita saberla tan imperfecta a pesar de las apariencias.







Ahora, en mi mesa de trabajo, siento la piel flácida y arrugada del dorso de unas nuevas manos. Las lágrimas afloran a mis ojos mientras siento la plenitud del Tiempo reflejada en cada pliegue que las recorre. Me deleito acariciando cada articulación retorcida de sus dedos. La edad no perdona cuando los años pasan...  El resto del cuerpo sólo son desperdicios. Las manos son las que recogen el tacto y la sensación de cada vivencia de nuestra vida. 
Éstas todavía sangran al ser separadas del cuerpo, pero los colgajos son limpios; con sutura quedarán perfectas para la exposición del lunes que titularé: Almas a flor de piel. 

Me apasionan las manos. Siempre he creído que son un fiel reflejo del interior de cada uno. Un trocito de alma. ¡Me encanta mi colección de almas! Seguro que os hipnotiza como a mí.



Tania A. Alcusón


Segundo premio en el I Certamen de Microrrelatos del blog de Autopsias literarias del Dr. Motosierra cuya temática eran "psycokillers".


FOTOGRAFÍA ETERNA

|




"… Y  DE  LA  PASIÓN  POR  CAPTAR  EL  MOMENTO  EXACTO  SURGIÓ  LA  FOTOGRAFÍA  ETERNA …"



Tania A. Alcusón


Este es el encabezado de la web de fotografía GOFER FOTOGRAFÍA en la que he colaborado con la aportación de la redacción de parte de su contenido. Si necesitáis un trabajo fotográfico de alta calidad y a un buen precio, no lo dudéis. 

LA COMPAÑÍA APAGADA

|


"Caminar a tu lado y sentirme tan sola… No sólo con toda la tristeza que me invade cada minuto compartido sin ti, si no también con vergüenza por tenerte conmigo y no sentirte.
No puedo evitarlo. Ni sé cómo hacerlo…"
Hablaba para la nada. Hablaba a quien la acompañaba.
Y prosiguió su camino arrastrando los pies, sin dejar de mirar al frente, con determinación pero con los ojos hundidos en sus cuencas.




Mientras tanto, a su lado cogida de la mano, su compañía se iba apagando. Se volvía invisible en un camino que ya no registraba sus huellas desde hacía varias conversaciones.


Tania A. Alcusón

EPITAFIO

|

"Para quien llora por mi alma,
recuerde que sólo ha muerto la razón, el cuerpo y mi latido.

Me sobrevive la esperanza efímera de convertirme en un sueño inmortal."

Tania A. Alcusón

UN FINAL PERENNE

|
Marie ya no podía aceptar más la dura enfermedad de su madre, por eso se la llevaba del pueblo, harta de habladurías y comentarios hirientes. Empezarían una nueva vida lejos… Mientras Gertrud, sometida a los cuidados de su hija desde hacía diez años y postrada en la cama como un vegetal, no podía estar más agradecida por esa dedicación.



Aquella mañana del dia de su marcha las vieron a las afueras dentro de su coche. Una Marie sonriente se despedía de todos con la ventanilla abierta y saludando con la mano, al tiempo que Gertrud miraba a frente, impasible, desde el asiento del acompañante con la cabeza ladeada. Su hija le acarició la cabeza despacio, orgullosa, y le colocó bien las manos sobre el regazo antes de salir del pueblo.

Cuando el doctor Martí se enteró de su marcha le temblaba hasta la voz: había firmado el acta de defunción de Gertrud en su casa la tarde anterior.


Tania A. Alcusón


(Este texto, ligeramente modificado, fue seleccionado para formar parte de la Antología en papel Historias del Dragón (de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror). Tuvo el fin benéfico de recaudar fondos para el IFFF (Festival de Fantasía de Fuenlabrada). 
Un placer haber podido colaborar y formar parte de esto.)

EL CALDERO DE LA FORTUNA

|
Un sabroso caldo de ideas suculentas rebosaba cada noche su conciencia desde hacía semanas, chisporroteando, cada una de ellas en un caldero humeante.
Aún no sabía cocinarlas de la forma correcta y se le agolpaban a borbotones, a ratos ácidas robándole una sonrisa, a ratos amargas derramándose junto a una lágrima. 



El alquimista intuía que la base que iba a dar la consistencia deseada a su caldereta de palabras encadenadas sería una mezcolanza de coherencia apasionada, junto a unos polvos de sonrisa satisfecha. Este toque encandilaría a su público, estaba seguro.

Pero con los tiempos bien cumplidos y el repertorio reposado, el momento de su súplica al director del banco se vio arruinado por un vómito repentino de palabras inconexas que desataron una carcajada despectiva.

El crédito no le fue concedido, como ya venía siendo normal.


Tania A.Alcusón

LIBERTAD EN LA MALETA

|
Las siluetas  oscuras de aquellas dos mujeres se dibujaban sin dificultad tras las cortinas de lino, al otro lado del café. El reservado, que recogía su amistad tras años de ausencias, las protegía de miradas curiosas, carentes de sensibilidad y sobradas de un realismo práctico innecesario. Aunque a quién le importaba ya la opinión vacía de los demás…

Buscaron un espacio íntimo para inmortalizar y memorizar en sus vidas la trascendencia de ese momento de intercambio y así, agarrarse con fuerza a una despedida definitiva, espejismo velado de nuevos comienzos.

El trueque de sus regalos eran las experiencias acumuladas en este tiempo de desconexión vital, y allí mismo:


Una ofreció un bolsón cargado de libros de tapa dura con la promesa de vivir una vida de novela. Momentos ajenos  de personajes inventados repletos de existencias ya contadas. También estaban incluidos en un bolsillo exterior,  una libreta en blanco y un par de bolígrafos, por si faltaba algún detalle por incluir en esas historias.

La otra, entusiasmada, adelantó una maleta vacía que prometía libertad. Apenas una manta para protegerse del frío de la soledad y un fogón portátil para mantener calientes sus ilusiones y poder cocinar nuevos sueños. Ningún compromiso en el tarjetero. Como única información:
  • Nombre: María Expósito.
  • Dirección: Sin hogar. 

Tania A.Alcusón

Compártelo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete al blog dejando aquí tu dirección de email