LIBERTAD EN LA MALETA

|
Las siluetas  oscuras de aquellas dos mujeres se dibujaban sin dificultad tras las cortinas de lino, al otro lado del café. El reservado, que recogía su amistad tras años de ausencias, las protegía de miradas curiosas, carentes de sensibilidad y sobradas de un realismo práctico innecesario. Aunque a quién le importaba ya la opinión vacía de los demás…

Buscaron un espacio íntimo para inmortalizar y memorizar en sus vidas la trascendencia de ese momento de intercambio y así, agarrarse con fuerza a una despedida definitiva, espejismo velado de nuevos comienzos.

El trueque de sus regalos eran las experiencias acumuladas en este tiempo de desconexión vital, y allí mismo:


Una ofreció un bolsón cargado de libros de tapa dura con la promesa de vivir una vida de novela. Momentos ajenos  de personajes inventados repletos de existencias ya contadas. También estaban incluidos en un bolsillo exterior,  una libreta en blanco y un par de bolígrafos, por si faltaba algún detalle por incluir en esas historias.

La otra, entusiasmada, adelantó una maleta vacía que prometía libertad. Apenas una manta para protegerse del frío de la soledad y un fogón portátil para mantener calientes sus ilusiones y poder cocinar nuevos sueños. Ningún compromiso en el tarjetero. Como única información:
  • Nombre: María Expósito.
  • Dirección: Sin hogar. 

Tania A.Alcusón

2 comentarios:

Marina dijo...

Hola!
Acabo de descubrir tu blog y he leído algunos textos que me han gustado mucho.
Te dejo mi blog literario donde también escribo mis textos, por si quieres pasarte y seguirme ;)
Un beso^^
http://viviendoennuestrocuento.blogspot.com.es/

000latani000 dijo...

Lo primero, muchas gracias por tu interés Marina, por tu comentario y tus lecturas. Me paso en breve a leerte!
Un beso y a seguir dándole a la tecla ;)

Publicar un comentario

Compártelo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Suscríbete al blog dejando aquí tu dirección de email